viernes, 4 de febrero de 2011

ANIVERSARIOS

Vienen y van los aniversarios,pero algunos sobrepasan los muros de la medida,los que establece la mesura,los actos derivados de la cordura.                                                                                                                           Estos primeros meses del año,para algunos son una locura financiera;para otros ver como sus planes anuales comienzan mal.                                                                                                                                                        Para mi es la confirmación de que los años siempre inician bien,que más allá de todo misterio está el acierto de que tengo las mejores mujeres del mundo,esposa e hija;seres que son la ternura misma y sobre toda la desmesura del poder,del decir y mirar a donde quieran,de gobernar mis ojos y mi mente,renovando las ilusiones de mi empedernido corazón.                                                                                                                     Sobre todo una niña,una malcriada jovencita,que sabe como nadie maldecir,soñar cada mañana con nuevas metas,saltarse toda norma con nosotros y,sin embargo,ser así mismo la ternura,el patrón del optimismo.         Tozuda como su madre,el amor de mis dolores y mis duendes,la de mirada más dulce que me mira,el apoyo en mis días tristes que son muchos.                                                                                                                             Una,que su madre tuvo la lucidez de traerla al mundo un día antes de mi aniversario y la otra,esa joven más grande,que inicia sus aniversarios en los ocho primeros días de todo mes segundo.Hasta en eso,tiene la precaución de ir detrás de los hijos,tras ellos como siguiendo la saeta.                                                                    Nada,que la alegría contagia.Aunque dicen que es la enfermedad de los idiotas,Sigo pensando que vale la pena sonreir

No hay comentarios:

Publicar un comentario