lunes, 7 de febrero de 2011

CUESTIONO MI SIGNO

No creo en la impertinencia de los signos zodiacales ni en otros asuntos que la mayoría cree,para bien o para mal he conducido mi vida como un timonel cuya bitácora se escribe todos los días con el asombro de un descubrimiento.He sido y soy un soñador,pero la suma de mis sueños caben en los más pequeños deseos de un niño.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             Mis símbolos y creencias sólo se refieren a seres humanos valiosos que he conocido por su vida o sus actos,a los cuales tomo como referencia;de manera muy especial aprendo de la memoria que tengo de mis padres y de la avidez  de mis hijos por conquistar la vida en sus múltiples   facetas.  Creo en la belleza de los actos cotidianos,en la mujer como arquetipo y en el valor de cada ser humano,por insignificante que parezca.           Asumo que un mundo mejor es posible y nada tiene en común con las estructuras conocidas hasta ahora.        Una aventura sin precedentes nos espera,en una realidad,donde todos sin excepción tengamos igualdad de oportunidades y derechos.Ningún capital por valioso que parezca puede generar auténtico bienestar para los seres humanos,más allá de la enajenación conocida actualmente,y el destino numérico e insignificante al que el poder global condiciona a la mayoría.                                                                                                                Pienso y estoy convencido que múltiples factores sociales,culturales e históricos alejan a las personas de la realización individual,entre ellos como notables;entre ellos las ideologías y el fanatismo religioso.Es decir,el hecho de haber nacido el 16 de un enero significativo,no me hace virtuoso o especial;sólo es el día que vine al mundo por obra y gracia del amor y en especial de cirscuntancias especiales de las que fueron totalmente responsables Don Pegerto y Doña María,a los cuales rindo homenaje en este post                                                                                                                                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario