sábado, 12 de febrero de 2011

MANUAL DEL JUEGO Y OTRAS ILUSIONES

Confieso que hoy tengo miedo y que jugar a algo,cuanto mas idiota sea el rol que desempeñe,mejor;podría ser una solución para salirme del corral a que me tiene destinado mi manía de desconfiar del mañana.Colgar mapas y derroteros inservibles en una amplia habitación o empinar la cometa mientras asimilo cantidades industriales de vodka,reunir los chiquillos del barrio y armar la grande con un bate,una pelota y los trajes de nuestro fanatismo;cualquier acto que me distraiga y me facilite una visión distinta de estos días.                                       Todo se resuelve y si no,lo enredas más;mediante el juego.Mover las fichas,dar los primeros auxilios a la marioneta de papel que hacíamos con las tijeras de abuela,jugar a  los adultos y fabricar un bebé de plastilina y nombrarlo Javi,como suelen llamarse los bebés.De esas rutinas hoy me hacen falta algunas.Pero he extraviado el manual.                                                                                                                                     Lo tenía todo escrito,un listado de supervivencia y lo he perdido.Hoy me hace demasiada falta tu cara de ángel,lo absorta que te ponías escuchándome y no me digas que soy un machista porque prefiero que estás ahí,pasiva y atenta,pero así armaba mis juegos,mis interminables sesiones de tejer musarañas y he perdido el manual.                                                                                                                                                         Efectivamente la muerte es un susto,algo que nos decían los mayores en la infancia y que creíamos lejano,pero llega y también se traga a nuestras madres y con ello a ese sentido último de compasión que a veces nos hace demasiada falta.O el elogio tan cargado de afecto que nos hace seguros.                                       Estoy en lo que se dice un territorio sin brújula pero con unas inmensas ganas de armar mi juego,mis indecisas pero apasionantes aventuras

No hay comentarios:

Publicar un comentario