martes, 1 de marzo de 2011

CONSEJOS PARA ESTAR SIEMPRE EN LA LUNA

Entre la luna y yo ,de Leo García,ese trovador santaclareño que parece literalmente siempre estar en la luna me trajo el recuerdo de cuando lo vi,por iniciativa de mis hijos,una temprana noche en el patio del Museo de Artes Decorativas de  Ciego de Avila y medité sobre ciertos hilos,maneras de estar en la luna y estos son mis consejos.
Entre la luna y yo siempre ha habido complicidad,pues cuando adolescente me enamoraba de la mujer equivocada y dejaba pasar o no veía a la que de verdad me correspondía o ni siquiera yo era consciente de que le importaba.Si eso te ocurre alguna vez es seña de que estás en la luna,el lugar apropiado para que te salgan como de manantial desbordado los poemas,canciones o lienzos;pues sólo se le canta a lo inalcanzable,al sueño torturante,es decir a los mensajes vedados.
Si le cambias  frecuentemente el color y el sabor a las cosas,si no percibes bien los límites,las distancias;socio,estás en la luna.Tienes dos o tres sueños locos por salir que te trasforman,te entorpecen el sentido humano del cálculo,de las metas y te gobierna ese peso inmenso de los locos:la imaginación y pagarás por ello,estando siempre en la luna.
Si avanzas por Malecón,de centrohabana a 23 y te saluda la gente y no la ves,te pitan los carros y no escuchas y empiezas viejo el trayecto y al avanzar vas siendo más joven,algo de lo que tampoco eres consciente y te va saliendo música de cualquier testero;no lo dudes,socio,estás en el mismo lugar de siempre,en ese astro que ya te es familiar y que te espera.
Habana de mis sueños,de mis anhelos,profesía y milagro,nacimiento y paraiso de la luz;si en algún lugar de este mundo se está en la luna,es entre tus senos,en esa música que sale del despiste cotidiano,y como resignación y voltereta sólo se sueña de verdad si se te ama.
Que te pica el corazón,que las melodías no te dejan pegar ojo,que los amores te revuelven,que la poesía te duele el moropo,estás embebido.Bájate del astro y razona;siempre no debes estar así,pero tampoco te bajes,que el mundo cerca de los pies está muy frio

1 comentario:

  1. jaja, genial, como siempre, además si me acuerdo de aquella noche, Nelthon y yo éramos novios.

    ResponderEliminar