jueves, 26 de marzo de 2015

ESCUCHANDO A CHARLIE PARKER

Escuchando a Charlie Parker. Sube,se pierde,suena lejos,más hacia el horizonte,explota.Regresa como los arcoiris de la infancia,leve de sueños y es un quedo magnífico,trompeta quejumbrosa de Parker, asmática de lucidez. Locos,extasiados, de voz repletos y de silencio más, espacios repetidos, quietos en la locura de escuchar,pero seguimos,porque seguir es gloria.Y la trompeta llora que te llora,mientras las palabras del poema no revientan y sólo salen recuerdos y esta caja de misterios que suena y suena y enloquece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario