viernes, 28 de abril de 2017

Gente

Hay gente que sube al autobús y deja el corazón en otro lado,te lo juro ,se le nota en los ojos,es como si un abejorro le pusiera tinta roja en los párpados y le salieran las costillas una a una,como buscando dueño o perro con hambre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario